Leandro Álvarez » Fotografía

Ser fotógrafo de matrimonios

Natalia-y-Ricardo-042-300x200 Ser fotógrafo de matrimonios - Leandro Alvarez Fotografo de MatrimoniosPin IT

Ser fotógrafo de matrimonios no debería diferir mucho de ser fotógrafo de cualquier otra modalidad pero lo cierto es que sí que tiene “algo” que lo convierte en una especialización un tanto exclusiva. Ese “algo” es la sensibilidad especial que hay que tener para captar todos aquellos detalles que parecen nimios o poco interesantes y que, sin embargo, representan de forma totalmente natural la fiesta, la alegría y los sentimientos que se suceden a lo largo de una boda.

En una boda sucederán muchos momentos únicos e irrepetibles; el beso de los novios es el acto más representativo de lo que acabo de decir, sí. Pero hay otros momentos que sucederán una única vez y hay que saber anticiparse a ellos: la mirada del padre de la novia antes de entregarla en el altar, las lágrimas de la madre del novio en el momento justo del sí, quiero… ¡Son tantos los instantes irrepetibles!

Estos momentos únicos, mágicos formarán una parte muy importante en las vidas de los protagonistas y es por ello que es una tarea que hay que dejar en manos de un profesional; un fotógrafo de matrimonios captará lo mejor del evento y lo plasmará en unas fotos que transmitirán, sin ningún género de dudas, el sentimiento del momento fotografiado.

Fotografia-Matrimonio-Javier-y-Dahiana-126-300x200 Ser fotógrafo de matrimonios - Leandro Alvarez Fotografo de MatrimoniosPin IT

Novia tirando el ramo

El equipo es fundamental y un buen profesional lo tendrá todo preparado y bien estudiado, de tal manera que un mal enfoque, una velocidad de disparo inadecuada o cualquier otro error que pudiera darse, se minimice lo más posible. Obvio es decir que tener un equipo de emergencia es algo vital por si el equipo principal falla…

Seamos naturales. La creatividad no necesita necesariamente de elementos espectaculares y de posturas y poses forzadas. Fotografiar los momentos adecuados es un arte, sí, pero no por ello ha de ser un arte prefabricado de cara al espectáculo visual. En una boda priman los sentimientos y son esos sentimientos los que hemos de captar.

Un excelente fotógrafo de bodas utilizará todo los elementos que nos rodeen para crear composiciones naturales y, a la vez, diferentes. Espejos, mobiliario, árboles, plantas y flores del jardín, etc… todos estos elementos son susceptibles de ser usados a nuestra conveniencia para crear composiciones y entornos personales. Pero en una boda los protagonistas son los novios y los buenos fotógrafos deben saber moverse por todo el entorno sin que su presencia sea muy notoria.

Sin que los novios e invitados apenas se den cuenta serán inmortalizados en momentos que jamás pensaron que serían captados en toda su naturalidad y esas fotos, con ese toque tan humano, cercano y cálido, serán el complemento perfecto a las fotos de posado con los novios, familia y amigos.

Share to:|Twitter|Pinterest|Facebook|Email
F a c e b o o k !